«

»

Resolución INAES 1659-2016. Acciones preventivas de abstención o suspensión de operatorias

La nueva norma refiere a tomar medidas ante “actividades riesgosas” en materia de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo y contempla la publicación en el Boletín Oficial de las medidas adoptadas

El organismo de control publicó una nueva resolución mediante la cual podrá adoptar medidas y acciones preventivas de abstención o suspensión de operatorias en la prestación del servicio de crédito en cooperativas, de ayuda económica en mutuales y de gestión de préstamos en ambas, en aquellas entidades en las que observe la realización de operaciones no autorizadas o riesgosas en cuanto a la prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo, incumplimiento del régimen informativo vigente y en los casos que no resulte factible realizar las intimaciones pertinentes, ni fiscalización in situ por no encontrarse actualizado ante INAES, el domicilio de la mutual o cooperativa e impedimento al ejercicio de la fiscalización pública de las entidades por denegatoria, entorpecimiento u obstrucción de las supervisiones.

Si bien se entiende la exigencia sobre el cumplimiento del régimen informativo vigente, la actualización de los datos de las entidades y la colaboración de las mismas en las tareas de fiscalización ante el órgano de contralor, resulta llamativa la expresión de “operaciones riesgosas en cuanto a la prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo”, ya que las mismas no están tipificadas en ninguna resolución ni normativa vigente o derogada, dejando librado a un criterio muy amplio la definición de “riesgosa”. Sería pertinente definir los parámetros para que una operatoria se considere riesgosa y cuáles son los fundamentos para tal definición.

Asimismo, definir que las medidas adoptadas en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 1° serán publicadas en el boletín oficial genera la sensación que el tramite sumarial previsto en el articulo 3º pierde sentido, ya que las notificaciones debieran efectuarse en caso de resolución desfavorable para la entidad luego del proceso sumarial. Al no ser así, el perjuicio para la entidad sumariada sería mayúsculo, ya que se daría a conocer una investigación de la que puede resultar, tras el descargo de la cooperativa o mutual en cuestión, se establezca que no era una operación riesgosa. Si el proceso tendrá carácter de abreviado, tal como se lo presenta en la nueva norma, entendemos que la publicación en el Boletín Oficial de la determinación del  organismo de control debería ser posterior a la misma y, claro está, sólo en los casos en que se compruebe que la entidad cooperativa o mutual incurrió en el incumplimiento de sus tareas.

La Federación Argentina de Cooperativas de Crédito considera apropiado que INAES se expida sobre estos puntos confusos, motivo por el cual enviará una nota al respecto para garantizar que los procesos a realizar no resulten en perjuicio de sus asociadas. Para acceder al texto de la norma, hacer click aquí.